El MSC Opera, de MSC Cruceros

El proyecto «Renacimiento» de MSC Cruceros comenzó en agosto del año pasado y ha supuesto una inversión de 200 millones de euros.

MSC Cruceros ha completado su programa de ampliación de flota de cruceros «Renacimiento». El plan de renovación, que comenzó en agosto del año pasado y que ha supuesto una inversión que ronda los 200 millones de euros, ha ampliado en 200 cabinas cuatro de sus barcos de crucero: el MSC Sinfonía, el  MSC Lirica, el MSC Opera y  el MSC Armonía.

Los cuatro barcos de crucero ya han sido entregados y se han incorporado a la programación naviera de MSC para posicionarse y consolidar su presencia en el mercado.

Los cuatro buques ocuparán puntos estratégicos: así, a partir de junio de 2016, el MSC Sinfonía partirá de Valencia para realizar una ruta por el Mediterráneo Oriental; el MSC Lirica se destinará al puerto de Shangai en mayo de 2016; en diciembre de 2015, el MSC Opera tendrá su puerto en La Habana; y el MSC Armonía operará en el Mediterráneo Occidental, con distintos itinerarios y base en Civitavecchia.

El programa «Renacimiento» es la primera pieza de la segunda fase del proceso de crecimiento de MSC Cruceros. La segunda supondrá la incorporación entre 2017 y 2022 de siete barcos nuevos a la flota de la naviera.

Como resultado de este proceso, se espera que para 2022 la naviera haya duplicado su capacidad de flota para dar servicio hasta un total de 3’4 millones de viajeros.