Durante el pasado 2020, MSC ha vuelto a registrar un nuevo máximo en el transporte de contenedores refrigerados, con el envío de más de 1,9 millones de contenedores refrigerados, frente a los 1,8 millones en 2019.

El grupo naviero helvético estima que la demanda mundial de fruta fresca ha crecido hasta en un 40% durante la última década y que esta tendencia se ha acrecentado aún más en 2020 debido a una mayor demanda debido a la pandemia.

Con el fin de atender a estos volúmenes crecientes, la naviera ha ampliado su flota refrigerada con la incorporación de 15.000 unidades ‘Star Cool‘ el año pasado.

En este mismo sentido, el aumento de la capacidad de transporte realizado por el grupo ha ayudado a atender los altos volúmenes de actividad comercial entre Europa y Asia, especialmente de alimentos, bebidas, productos farmacéuticos y otros productos refrigerados y congelados.

Así mismo, MSC apunta a que el mercado de transporte marítimo de contenedores refrigerados crecerá en los próximos años y con una flota de 560 embarcaciones, MSC estima que está bien posicionada para atender ese incremento de la demanda, así como a las nuevas posibilidades de mercado que se están abriendo en un mercado que está evolucionando a pasos agigantados tras la irrupción de la pandemia.