La apuesta global por la sostenibilidad parece coger vuelo a medida que cada vez más empresas toman medidas concretas que van más allá del puro marketing.

En este sentido, Soren Toft, consejero delegado de MSC, ha afirmado en la London International Shipping Week  que organiza la Omi, que la naviera aspira a alcanzar emisiones netas de CO2 cero para 2050.

De igual modo, el máximo responsable del grupo helvético ha reiterado el apoyo de MSC a la fijación de precios del carbono, que podría ayudar a catalizar el desarrollo de nuevas soluciones nergéticas, así somo a la propuesta de creación de un fondo global de descarbonización de miles de millones de dólares, supervisado por la Omi y que se destinaría a proporcionar capital financiero para actividades de I+D.

Al mismo tiempo, el consejero delegado de la naviera suiza también ha hecho hincapié en que el sector tiene que mejorar el servicio, digitalizar las operaciones para lograr una mayor eficiencia y crear soluciones digitales que le permitan mantenerse como la columna vertebral del comercio mundial.