Tras caerse la semana pasada, MSC ha conseguido revertir el fallo de seguridad informática en su sede central de Ginebra que le ha dejado sin presencia en internet desde entonces.

De igual manera, la naviera suiza también tiene ya plenamente operativos sus servicios informáticos internos, con lo que ya está disponible como antes de la incidencia la contratación de servicios por vía telemática, a través de sus diferentes variedades.

Durante el incidente, la naviera también mantenía operativas sus delegaciones, así como las conexiones con los clientes por correo electrónico y vía telefónica.

Sin embargo, la compañía no ha dado explicaciones sobre el origen que ha dado lugar a esta situación, pese a las especulaciones existentes a nivel internacional sobre un posible ciberataque.

Pese al fallo, la naviera ha mantenido sus operaciones sin mayor incidencia, de tal modo que, como ha informado, «todos los departamentos de MSC, depósitos y terminales dan servicio regular a los clientes y las mercancías se mueven sin interrupciones«.

MSC ha querido poner en valor la rádida actuación de su equipo de tecnologías de la comunicación y, al mismo, tiempo, «agredecer la paciencia y apoyo de los clientes».

La compañía se muestra comprometida a seguir monitorizando cualquier riesgo informático que pudiera producirse, con el fin de poder reaccionar a tiempo.