La naviera MSC se ha unido a CMA-CGM y NYK en el llamado Consejo de Hidrógeno, que suma ya más de 100 miembros, para colaborar en la investigación sobre los derivados y soluciones relacionados con el hidrógeno verde, que supondrá una revolución en el sistema energético.

El futuro del transporte y la descarbonización tendrá que apoyarse en fuertes colaboraciones y contratos en el ámbito tecnológico. Debe haber una inyección masiva de energía y capital en el I+D para conseguir nuevos combustibles alternativos y tecnologías de propulsión viables comercialmente a largo plazo para todas las industrias.

El Consejo del Hidrógeno es una iniciativa global que reúne a varias empresas con una visión conjunta y a largo plazo respecto a las posibilidades del hidrógeno para la transición energética. Las diferentes partes compartirán información útil para los avances del sector a través de esta nueva plataforma de colaboración y desarrollo.

En el caso de MSC, conviene recordar que es pionera en el uso de biocombustibles para la mezcla del combustible marino y lleva tiempo trabajando con diferentes socios para impulsar el uso del hidrógeno en la navegación.