La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha sancionado la semana pasada a las principales empresas de tabaco, Philip Morris, Altadis y JT Internacional Iberia, así como a Logista por una infracción en intercambio de información con un total de 57,71 millones de euros.

Según Competencia, el operador logístico facilitaba los datos de venta de los competidores para eliminar la competencia, con el consentimiento de los fabricantes.

El organismo regulador ha constatado que Logista habría estado facilitando a todos los fabricantes de tabaco, con los que tiene suscrito un contrato de distribución, información diaria y gratuita sobre ventas a los estancos, con desglose por marcas y provincias de todos los fabricantes a los que distribuye a través de una aplicación informática.

Esta información permite a los fabricantes, según Competencia, «conocer con total precisión y en tiempo real el patrón de comportamiento de todos los consumidores del mercado, la reacción de la demanda en cada provincia para cada una de las marcas y categorías ante modificaciones de precios, así como el lanzamiento de nuevos productos», con el fin de «eliminar la competencia».

Consecuentemente, la CNMC ha impuesto una multa de 20,987 millones de euros a Compañía de Distribución Integral Logista, de 15,297 millones de euros a Philip Morris Spain, de 11,426 millones de euros a Altadis y de diez millones de euros a JT International Iberia.