barco-contaminando-algeciras

El Maersk Sembawang construido en junio de 2007, tiene capacidad para transportar 6.648 TEUs.

Los controles medioambientales del puerto de Algeciras detectaron la semana pasada que el penacho de emisiones de un portaconenedores de Maersk sobrepasaba los límites de azufre a la entrada del recinto, debido a «un mal funcionamiento del equipo de inyección de combustible en el motor principal mientras se acercaba al puerto de Algeciras», según ha confirmado la naviera.

Por este motivo, la naviera danesa ha sido multada con 20.000 euros por la Capitanía Marítima de Algeciras, cantidad que ha debido ser avalada por el armador para que la embarcación, el Maersk Sembawang, pudiera continuar su tránsito, ya que tanto el buque como su capitán fueron detenidos en un primer momento por contaminar el aire de la bahía con más azufre que el permitido dentro de zonas portuarias.

La compañía ha mostrado en todo momento una buena predisposición a solucionar el problema, con el fin de que el barco, con bandera de Singapur, construido en junio de 2007 y con 6.648 TEUs de capacidad de carga, pudiera seguir su ruta hacia el puerto italiano de Génova, donde tiene prevista su llegada el 24 de julio, y desde donde partirá hacia el Canal de Suez en su trayecto hacia Oriente Medio.

De hecho, como informa Maersk, «la Autoridad Portuaria y la sociedad de clasificación llevaron a cabo una inspección mientras el buque estaba al costado, el informe final está aún pendiente. Estaremos cooperando completamente con las autoridades relevantes durante la investigación».

Finalmente, según la naviera, «la tripulación pudo corregir el defecto y, después de la inspección, la autoridad portuaria autorizó la embarcación a navegar. Se proporcionó una garantía de 20.000 euros, lo que permitió que el buque navegue».