Concesionario de Volkswagen vehiculos comerciales

Como parte del expediente, se distinguen siete zonas que delimitan otros tantos cárteles.

El pasado viernes 5 de junio, la CNMC decidió multar a 95 concesionarios de automóviles de Audi, Volkswagen, Seat, y a dos empresas consultoras y a dos asociaciones del sector por supuestas prácticas constitutivas de cártel. Además, ha recordado que recientemente se han dictado sanciones similares a otros concesionarios de automóviles por conductas similares.

En concreto, la CNMC considera acreditado que las empresas concesionarias «adoptaron e implementaron acuerdos de fijación de descuentos máximos y condiciones comerciales».

Además, participaron en «el intercambio de información sensible en el mercado de distribución de turismos de las marcas Audi, VW y Seat a través de concesionarios independientes del fabricante y de concesionarios propiedad de la marca».

Además, los concesionarios, indica la CNMC, contaron con la colaboración, en función de las marcas de vehículos y de las zonas geográficas, de las asociaciones de concesionarios Acevas, Asociación de concesionarios independientes de VW, y Ancosat, Asociación de concesionarios de Seat. También recibieron colaboración de dos empresas de consultoría y servicios, ANT y Horwath.

La CNMC considera acreditado que las empresas adoptaron sus acuerdos con «manifiesta ocultación y secretismo, valiéndose de mecanismos específicos de seguimiento del cumplimiento de los acuerdos e, incluso en algunos supuestos, de instrumentos de sanción para los incumplimientos».

Como parte del expediente, se distinguen siete zonas que delimitan otros tantos cárteles. Entre ellas figuran las de Madrid, Cataluña, Andalucía, Norte, Asturias, Valencia, respecto de Audi-VW, y Madrid, respecto de Seat.

La duración acreditada de los cárteles varía en función de las zonas y se remonta en los supuestos más extensos al año 2006, prolongándose hasta junio de 2013. El seguimiento institucionalizado de los acuerdos se produjo en todas las zonas, salvo en Asturias y el área de Valencia y Castellón.

Correos electrónicos

En las inspecciones llevadas a cabo por la CNMC, se han obtenido correos electrónicos y anotaciones manuscritas de las empresas que prueban las conductas ilícitas, a lo que se añade la información proporcionada por las compañías en los requerimientos de información efectuados por el regulador.

La creación de estos cárteles, señala la CNMC, tuvo incidencia económica en los compradores de vehículos, que no pudieron beneficiarse de mayores descuentos o mejores condiciones comerciales y que, por tanto, adquirieron los vehículos en condiciones menos ventajosas que en un contexto de libre competencia.

Sanción «desproporcionada»

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, Faconauto, ha valorado como «desproporcionada» la sanción de 41 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, a los concesionarios Seat, Volkswagen y Audi, a dos empresas de consultoría y dos asociaciones del sector, y ha anunciado que la multa será recurrida ante la Audiencia Nacional.

Según Faconauto, las asociaciones profesionales y los concesionarios afectados rechazan «categóricamente» su participación en ningún cartel de fijación de precios, y añaden que «lamentablemente», la gran mayoría de los argumentos esgrimidos por los afectados no se han tenido en cuenta por el regulador para la imposición de las sanciones.

Igualmente, lamenta que el regulador no ha valorado la capacidad y la situación económica de las pymes sancionadas, poniendo en peligro la «incipiente» recuperación del sector y muchos puestos de trabajo, y asegura que los concesionarios son los únicos operadores económicos del sector que garantizan un nivel de precios «óptimos» para los consumidores. «Poner en peligro la solidez económica de los concesionarios nos conduce hacia un mercado menos competitivo», subrayan desde Faconauto.

La patronal de concesionarios también indica que el mercado del automóvil en España es el que más descuentos aplica de los cinco primeros de la Unión Europea y que en 2014 la promoción media aplicada por los concesionarios fue de 4.197 euros, un 65% más que en los cinco principales mercados de la UE.

Asimismo, Faconauto asegura que no ha habido, en ningún caso, perjuicio a los clientes, ya que los concesionarios venden los automóviles siempre por debajo de coste. Además, apunta que el precio medio efectivo pagado por el comprador ha bajado 1.467 euros (-8%) en los cuatro últimos años.

Por último, recuerda que las sanciones impuestas por la CNMC no son firmes y, por ello, serán recurridas ante la Audiencia Nacional.