La Consejería de Fomento, Obras Públicas y Ordenación del Territorio del gobierno autónomo de Murcia, a través de la Dirección General de Transportes, Costas y Puertos, ha otorgado hasta la fecha 570 Certificados de Aptitud Profesional (CAP) a conductores profesionales de mercancías y pasajeros por carretera de la región, que acreditan su cualificación para una conducción segura, eficaz y eficiente.

En las tres convocatorias de exámenes celebradas hasta la fecha se han concedido 481 Certificados de Aptitud Profesional para el transporte de mercancías mientras que los restantes 89 certificados se han emitido para el transporte de viajeros.

El director general de Transportes, Costas y Puertos, Antonio Sánchez-Solís, ha explicado que los conductores profesionales de la Región «son el principal activo del sector, por lo que la alta cualificación y formación proporciona un elevado potencial económico a la región«, y ha añadido que «la calidad de su servicio y conducción será una firme base sobre la que impulsar un sector fundamental para la Comunidad Autónoma«.

Sánchez-Solís ha destacado que Murcia «es muy competitiva en el sector del transporte», por lo que considera «importante seguir avanzando en aspectos que permitan mejorar el desarrollo del sector y contribuir al bienestar general«.

Formación contínua obligatoria

Las certificaciones forman parte de la formación teórica y práctica de los conductores que están en posesión del permiso de conducir en las categorías D1, D1+E, D o D+E (desde el 11 de septiembre de 2008) y también para los que tengan el C1, C1+E, C o C+E (desde el 11 de septiembre de 2009).

Los conductores que reúnan estas condiciones deberán recibir una formación inicial y superar un examen para obtener el CAP, mientras que los profesionales de la carretera que hayan obtenido el permiso antes de dichas fechas deben pasar obligatoriamente por una formación continua.

En los siete primeros meses de 2014, se han expedido un total de 2.987 tarjetas del CAP, repartidas entre formación inicial y formación continua.

Estos cursos son necesarios para conducir por vías públicas españolas vehículos de empresas establecidas en cualquier estado miembro de la Unión Europea para los que resulte obligatorio estar en posesión de determinados permisos profesionales de conducir.

La cualificación inicial y la formación continua de los conductores de determinados vehículos destinados al transporte por carretera vienen regulado por la Directiva 2003/59/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de julio de 2003, así como en el Real Decreto 1032/2007, de 20 de julio.