El nuevo My Ami Cargo es la nueva solución de Citroën pensada para responder a las necesidades de los profesionales de las entregas de pequeña paquetería tanto en el ámbito urbano como en los desplazamientos dentro de grandes industrias.

Con este vehículo, la marca gala quiere dar una respuesta para el reparto de última milla, especialmente de pequeños paquetes, ante su un volumen que ha crecido con fuerza en los últimos años.

My Ami Cargo es la nueva versión comercial de Ami. Un vehículo eléctrico con facilidad de recarga en solo tres horas en una toma standard, manejable y que incorpora junto al asiento del conductor, un espacio de carga modular. Lo que permite transportar paquetes, correo, herramientas u objetos variados con toda seguridad.

En el interior, la zona del pasajero, se ha habilitado como un espacio de almacenaje de 260 litros que puede alojar una carga útil de 140 kilos, obtenida gracias a la sustitución del asiento del pasajero por una caja modular protegida compuesta por siete compartimientos de polipropileno.

Volumen útil de 400 litros

También dispone de una mampara de separación vertical que delimita la zona del conductor y la de carga, así como una bandeja superior modular que sirve de tapa y puede soportar un peso de 40 kilos y una base plana ajustable en dos niveles que puede elevar y bloquear verticalmente sin afectar a la zona de carga o situarla horizontalmente dando continuidad al piso trasero del vehículo.

Además, en la parte trasera dispone de un espacio cerrado independiente que puede albergar objetos que necesiten estar en un espacio seguro.

En su totalidad, My Ami Cargo de Citroën dispone de un volumen útil de más de 400 litros, que lo convierte en un vehículo eléctrico, compacto, ágil, recargable en una toma de 220 voltios, cable embarcado y personalizable.