Dos años y cuatro meses después de la creación de My Pick Box, la compañía ha comunicado la finalización de sus operaciones, con lo que dejará de prestar los servicios de entrega y envío de paquetería a través de consignas inteligentes.

La compañía nació en 2013 con el objetivo de facilitar la logística e-commerce a los consumidores, ofreciéndoles un punto alternativo al de su domicilio para las entregas, así como para aportar una mayor oferta de servicios a las tiendas on-line y optimizar la entrega y recogida a las empresas de transporte.

Desde entonces, «algunas alegrías» para la compañía, como el premio al Mejor Servicio de Logística en los eAwards 2014, le valieron para coger fuerzas «en batallas a lo David contra Goliat». «Pero finalmente no pudo ser», según indican desde My Pick Box.

Por tanto, desde la compañía han solicitado a sus clientes que dejen de usar inmediatamente su actual dirección de envío My Pick Box al realizar sus compras on-line, con el fin de evitar problemas en la recepción.

No obstante, para aquellos que tienen un envío en proceso, la compañía seguirá entregando dichos paquetes en sus consignas de forma gratuita hasta este próximo jueves 24 de septiembre. Aquellos paquetes que lleguen al almacén de la empresa después de ese día podrán ser retirados del mismo también sin coste alguno, y sus propietarios recibirán en un correo on-line toda la información relativa al envío.

Sin embargo, la compañía también aconseja a aquellos clientes cuyo pedido esté todavía en proceso o en tránsito que contacten con la tienda on-line o la empresa de transporte correspondiente para cambiar la dirección de entrega.