violeta-bulc-defendiendo-el-paquete-de-la-carretera-ante-el-parlamento-europeo

Prosigue el debate europeo en torno al ‘Paquete Comunitario de la Carretera’.

Los cambios planteados por la Comisión Europea en el cabotaje, por los que las tres operaciones en siete días se cambiarán por un periodo de tiempo más reducido, posiblemente de cinco días, pero sin máximo de operaciones, está siendo uno de los temas que más conflicto está generando en el debate del ‘Paquete Comunitario de la Carretera’.

Así ha quedado de manifiesto en la reunión del Comité de Transporte celebrada este lunes 19 de junio en el Parlamento Europeo, en la que la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, ha contestado a las preguntas de los eurodiputados, no exentas de crítica como es habitual en estos debates. 

Algunos eurodiputados consideran que los cambios en el cabotaje fomentan la competencia desleal e incidirá negativamente en el transporte nacional. A este respecto, Bulc ha asegurado «que nadie podía controlar las tres operaciones en el cabotaje y nadie requería los documentos necesarios al transportista», por lo que Europa «sólo quiere un mayor control».

La comisaria europea de Transporte no cree que vaya a haber una «inundación» de empresas extranjeras, ya que «el salario mínimo se exigirá a los conductores desde el primer día en que realicen cabotaje y los costes serán diferentes». Esta es, por tanto, la explicación de la diferenciación que la Comisión quiere hacer entre cabotaje y transporte internacional en lo que respecta al salario mínimo a conductores extranjeros.

No obstante, este requisito de salario mínimo «desde el minuto uno» en el cabotaje ha sido cuestionado recientemente por el Ministerio de Fomento. Según indicó el director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, en la última Asamblea General de CETM, «esta exigencia no es ni congruente ni razonable con las normas de cabotaje».

En cualquier caso, el debate se presenta intenso, teniendo en cuenta la diversidad de opiniones que hay en Europa. Este lunes, en Estrasburgo, algunos eurodiputados han pedido desde una mayor liberalización de las operaciones hasta una prohibición total del cabotaje.

Una Euroviñeta basada en la distancia

Lo que parece cada vez más evidente es que la Euroviñeta se basará en la distancia recorrida y no en plazos temporales, como hasta la fecha, ya que con un gravamen basado en la distancia «se pueden incluir las externalidades», según Bulc, quien siempre ha defendido el pago por uso de la infraestructura.

De hecho, «la viñeta fue contemplada para un periodo de transición. Habríamos implantado un gravamen basado en la distancia si hubiesemos tenido la tecnología necesaria para ello», ha asegurado la comisaria.