astillero-de-san-fernando

Las cinco corbetas se basarán en el modelo Avante 2200 y ofrecerán avanzadas prestaciones.

Navantia firma un contrato con el Gobierno de Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas, una operación que alcanza un importe de 1.800 millones de euros y que representa la mayor de la historia de los astilleros con un cliente extranjero. Esta operación beneficiará a toda la plantilla del astillero, a la industria local y a toda la Bahía de Cádiz.

El contrato supondrá una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de la Bahía de Cádiz, Ría de Ferrol y Cartagena, y su industria auxiliar. Se trata de un contrato clave para garantizar la actividad de trabajo, principalmente en la Bahía de Cádiz. En cuanto a su impacto en el empleo, se calcula que a lo largo de cinco años se generarán anualmente cerca de 6.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Las cinco corbetas se basarán en el modelo Avante 2200 y ofrecerán avanzadas prestaciones, como un excelente comportamiento en la mar, alta capacidad de supervivencia y capacidad de operación a temperaturas extremas de la zona del Golfo, todo ello con un coste de ciclo de vida óptimo.

Su diseño es de última generación y, además, incorpora productos propios como el sistema de combate ‘Catiz’, el sistema de comunicaciones integradas Hermesys, la dirección de tiro Dorna, el Sistema Integrado de Control de Plataforma, el puente integrado Minerva, así como los motores y las cajas reductoras.

Por otro lado, el contrato también incluye el suministro de diversos servicios como apoyo logístico integrado, adiestramiento operacional y de mantenimiento, suministro de Centros de Formación y Adiestramiento para el Sistema de Combate y Sistema de Control de Plataforma de los buques, Apoyo al Ciclo de Vida, y los sistemas para el mantenimiento de los buques en la Base Naval.