Astilleros de Navantia

Astilleros de Navantia en Ferrol.

El presidente de SEPI, Ramón Aguirre, ha anunciado este pasado miércoles que Navantia construirá dos Buques de Acción Marítima (BAM) para la Armada Española, según el encargo realizado por el Ministerio de Defensa, con un presupuesto inicial de 400 millones de euros.

Según han confirmado, «con esta segunda serie, no sólo se recupera la contratación por parte de la Armada Española sino que además se asegura la continuidad del programa de los BAM iniciado en julio de 2006«.

El pedido se repartirá entre los astilleros públicos de Navantia en Ferrol y el centro de Cádiz, que representará la misma carga de trabajo y el mismo desembolso. En el caso de Ferrol, el barco se comenzará construir previsiblemente «después del verano».

Este encargo supone recuperar los pedidos de la Armada a los astilleros públicos, algo que no se producía desde 2006. De esta forma, la comarca de Ferrol tendrá carga de trabajo para los próximos 30 meses, lo que supone «un alivio importante» y dibuja «un horizonte despejado» para el naval de la zona.

De manera estimada y teniendo en cuenta anteriores encargos de este tipo de buque, los puestos que se crearán rondarán los 500.

Los barcos que construirán los astilleros públicos serán similares al que la Armada envió al Índico para prevenir ataques a los atuneros que faenan en aguas somalíes. Son buques «ágiles» en ataque y en defensa, previstos para una tripulación de 35 marineros, aunque pueden ser ocupados por hasta 110.

Cuentan también con una plataforma para un helicóptero y, cuando hacen maniobras de ataque, no es necesario que ningún tripulante se quede en la cubierta.

Este nuevo encargo, tendrá también «una importante repercusión en la industria auxiliar«, que tendrá «capacidad» de suministrar materiales.

Con este encargo, se alcanzará «un altísimo grado de ocupación» en la parte de construcción de los astilleros de Ferrol. En la rama de reparaciones se encuentra en el 98%, ha dicho.

Este barco se suma al pedido para construir un flotel para Pemex, a «la aportación al LHD de Turquía» y al ‘Monforte de Lemos’, que se está transformando en Navantia, con lo que son ya «cuatro grandes operaciones» por un total de unos 400 millones de euros.

Faltan por concretar los detalles relativos al encargo de un buque «gemelo» al de Ferrol para los astilleros andaluces.