Navantia ha logrado un contrato con la Marina Real de Marruecos para diseñar y construir un patrullero de altura que supondrá un millón de horas de trabajo para el astilleros de Cádiz, o lo que es lo mismo, cerca de 250 empleos durante los próximos tres años y medio.

El proyecto ha contado con el apoyo institucional del Gobierno y abre la puerta a la contratación de otras unidades similares.

Marruecos dio a conocer en abril de 2020 las especificaciones del contrato del patrullero, por el que se interesaron astilleros de varios países. Navantia presentó su oferta en agosto y un equipo se desplazó a Marruecos para negociar los aspectos técnicos y comerciales.

Desde septiembre, los contactos con la Administración de la Defensa Nacional marroquí han sido continuos para tratar de adecuar todas las especificaciones técnicas del buque a los requisitos de la Marina y cumplir la hoja de ruta acordada.

El contrato incluye el diseño del buque y la construcción, una vez finalizados los trabajos de ingeniería. Además, en estos mismos astilleros se construirá el Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática para la Armada española.

Por su parte, Navantia está estudiando diferentes opciones para las instalaciones de Cartagena, donde se construye el submarino S-80, y las de Ferrol, donde se construirán las fragatas F-110 para la Armada Española.