El USS Mount Whitney de la marina norteamericana

El USS Mount Whitney de la Marina norteamericana

La oferta presentada por Navantia para la reparación puntual del buque de mando de la Sexta Flota de Estados Unidos (EEUU), el ‘USS Mount Whitney’, no ha sido finalmente seleccionada.

Navantia se encuentraba en la terna con astilleros de Croacia e Italia, donde tiene su base, aunque finalmente han sido los astilleros de Croacia los adjudicatarios de estos trabajos.

La Marina de Estados Unidos tiene previsto que su buque insignia, de 189 metros de eslora y capacidad para una tripulación de 900 personas, llegue al dique a principios de año, donde permanecería durante un tiempo máximo de seis meses.

La compañía pública llevaba dos años realizando trámites para hacerse con este contrato que hubiera supuesto seis meses de carga de trabajo en las instalaciones gaditanas. El contrato está valorado en 40 millones de euros y habría servido para entablar nuevas relaciones con la armada estadounidense, que tiene la mayor flota del mundo.

De todas formas y a pesar de este contratiempo, la situación de Navantia ha mejorado considerablemente en estos últimos meses con el inicio de los trabajos de mantenimiento de los destructores, que han llegado a la Base Naval de Rota. El USS Donald Cook, se encuentra anclado a puerto para afrontar una reparación mayor que terminará en octubre. Estos primeros encargos han servido para poner a prueba la capacidad de Navantia.