Carretera en Navarra

La renuncia para tributar en el régimen de estimación objetiva del IRPF y el régimen especial simplificado del IVA deberá hacerse antes del 1 de abril.

El Boletín Oficial de Navarra ha publicado oficialmente la semana pasada la nueva Orden Foral que desarrolla el régimen de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido para el año 2019.

La nueva norma regional navarra implica que los índices y módulos para este ejercicio se incrementen un 2,5 %, cifra correspondiente a la variación que ha registrado la inflación en la Comunidad Foral el pasado 2018.

Para el transporte de mercancías por carretera, el módulo de estimación objetiva del IRPF queda en los 1.488,92 euros anuales para personal asalariado, los 13.697,94 euros al año para personal no asalariado y los 96,86 euros por tonelada al año para la carga.

De igual modo, también para el transporte los módulos del régimen especial simplificado del IVA arrojan unas cantidades de 3.285,72 euros anuales para personal empleado y de 121 euros por tonelada al año para la carga.

Así mismo, la norma foral también indica que la renuncia y la revocación para poder acogerse a la tributación tanto del régimen estimación objetiva del IRPF como régimen simplificado del IVA deberán hacerse antes del 1 de abril.