gas-natural-licuado-lng

T&E confunde la masa de partículas con el número de partículas.

Tras la reciente publicación de un estudio por parte de Transport & Environment que aseguraba que los camiones propulsados por Gas Natural Licuado pueden emitir hasta cinco veces más óxidos de nitrógeno, NOx, que sus equivalentes diésel, Desde la Asociación Empresarial Small Scale Gas Natural, Aessgan, han querido hacer algunas aclaraciones al respecto.

Haciendo suyo un documento de la Asociación Europea del Gas Natural Vehicular, NGVA, explican que un informe de 2018 que trata exactamente sobre los mismos vehículos, muestra la reducción a una sexta parte del nivel de NOx, en comparación con los modelos diésel.

Al mismo tiempo, una campaña del Projet Equilibre, que ha realizado mediciones en carretera durante dos años, ha demostrado que los camiones de gas natural emiten entre un 40% y un 60% menos de óxidos de nitrógeno.

En su opinión, T&E confunde la masa de partículas con el número de partículas, pues la reducción de la masa de partículas es del 95% en comparación con un diésel, según los datos públicos de homologación. Además, el número de partículas emitidas en los motores de encendido por chispa sin dispositivos de filtrado, es incluso menor que en los diésel sin filtro de partículas.

Desde la NGVA, aclaran que el informe TNO R10193 muestra una reducción del 8% de CO2 en los motores de encendido por chispa, que se eleva al 20% en los que cuentan con tecnología HPDI. Además, cuando se estudia el uso de los camiones de GNL en autovía y autopista, la reducción llega al 10% para motores de encendido por chispa y al 22% para los HPDI.

Infraestructuras disponibles

Por otro lado, recuerdan que existen más de 450 gasineras en Europa y que la infraestructura de suministro de gas natural es perfectamente compatible con todo tipo de gases renovables. Por tanto, no es una ninguna sorpresa que el futuro deberá ser de emisiones cero, con baterías eléctricas o vehículos de hidrógeno.

Sin embargo, en la actualidad es necesario combinar esta apuesta con otras soluciones disponibles de bajas emisiones que puedan satisfacer las necesidades del usuario y las del mercado, de manera asequible y accesible, como el gas natural.