Tras adelantar algunos detalles sobre el nuevo camión eléctrico Nikola Tre, la marca pone el foco ahora en el segmento pick-up. El principal competidor de Tesla está trabajando en el desarrollo de un vehículo de este tipo con una autonomía de casi 1.000 kilómetros.

El nuevo Badger se lanzará en colaboración con otro fabricante que aún se desconoce y será presentado en sociedad durante el otoño. La producción se iniciará en 2021, con la intención de que el vehículo pueda estar circulando por las carreteras a finales de ese mismo año.

Estará disponible con un sistema combinado de pila de combustible y batería eléctrica. Además, en caso de no tener acceso al hidrógeno, el modelo está preparado para circular unos 480 kilómetros únicamente con la batería eléctrica.

En este sentido, conviene apuntar que el fabricante está trabajando en la puesta en marcha de 700 puntos para el repostaje de hidrógeno repartidos por Estados Unidos y Canadá, cuya localización se conocerá próximamente.

El vehículo, del que se podrán realizar las primeras reservas este año, ofrece una potencia de unos 900 CV y es capaz de acelerar de cero a 100 km/h en tan solo tres segundos.