La ecotasa en Francia se retrasa al 2015

La 'ecotasa' francesa ha sido reemplaza por un 'peaje en tránsito' desde este mes de julio.

Las asociaciones francesas de transportistas por carretera FNTR, TLF, CSD y Unostra han expresado formalmente, este 24 de julio, su rechazo al ‘nuevo peaje en tránsito’ para camiones, aprobado el pasado 26 de junio y basado en el principio de ‘el usuario es quien paga’ y que actualizará la normativa sobre impuestos medioambientales introducida en Francia en 2008. 

Los transportistas del país vecino, entienden que afecta directamente al sector del transporte francés, sobre todo en el transporte interregional, pero también en el de proximidad.  

Las organizaciones critican en primer lugar que no se hayan producido reuniones ni se haya consultado al sector para la implantación de una medida inaceptable para ellos, por lo que las exigen ahora para adoptar soluciones, y consideran que la medida debe ser suspendida hasta realizadas estas negociaciones.

Además, en estas negociaciones se deberá establecer un calendario compatible para la implantación, con la realidad que provoca este nuevo peaje y es que, por un lado, las marchas forzadas y el apremio con el que se ha implantado implican que las empresas aún no se hayan podido adaptar a esta norma.

Por otro lado, esta medida supone una ruptura en la igualdad territorial, ya que los 4.000 km, en lugar de los 15.000 km planteados inicialmente, en los que se establecen los controles, afecta a los transportistas del país que circulan por los mismos, pero no a aquellos que no tengan que utilizarlas, estando todas las empresas bajo el mismo marco legislativo.

Del mismo modo, las asociaciones de transportistas critican la falsedad de quien afirma que el peaje en tránsito no afecta a las empresas del transporte francesas y denuncian la desigualdad en la distribución de la nueva carga fiscal.

Por último, señalan que, aunque cambie su forma o su nombre, no hay mercado ni empresa que pueda aceptar un shock como la ‘ecotasa’.