Planta de Nissan en Cantabria

Planta de Nissan en Cantabria.

Nissan se ha marcado como objetivo «mejorar la logística» este 2015, por el peso que tiene en el coste del producto final y, para ello, se han construido nuevos almacenes con el fin de optimizar la distribución del material necesario para la fabricación de sus vehículos.

Uno de estos almacenes puestos en marcha recientemente, con 3.500 m² de superficie, se ubica en la factoría que tiene en Los Corrales de Buelna, Cantabria, donde el fabricante proyecta además nuevas inversiones para reforzar la productividad de la planta de fundición y mecanizado.

Las nuevas inversiones se sumarán a las realizadas en los últimos tres años en la planta, que ascienden a 34 millones, y serán apoyadas por el la administración de Cantabria.

Así lo han indicado desde el fabricante y la administración autonómica este martes 28 de abril, con motivo de una visita realizada a la factoría situada a 32 kilómetros de Santander, en la que también han apuntado, aunque sin dar fechas concretas, la posibilidad de que se realicen nuevas inversiones  a lo largo de los próximos tres años. 

La planta de Cantabria

Entre las actuaciones puestas en marcha en la planta cántabra, destaca la nueva línea «que se está ultimando» y que será donde se fabricarán los discos y tambores de freno y manguetas de dirección para la nueva pick up de la marca, que se empezará a ensamblar en Barcelona «a finales de año» y que será la sucesora del Nissan Navara.

En esta línea se han invertido 5,54 millones de euros y la previsión es que se produzcan unas 161.000 piezas al año. Además, la planta produce también piezas para la furgoneta eléctrica e-NV200 y el turismo Nissan Pulsar y está inmersa en el proyecto para el nuevo crossover de Renault, el Kadjar.

Así, ante la previsión de fabricar nuevas piezas y que aumenten las actuales, el fabricante estrena ahora el nuevo almacén para mejorar la logística y distribución de las mismas.