Camiones Atleon en la campa de la planta de Nissan en Avila

El nuevo modelo, que tiene la denominación técnica de F91G, se encuentra en fase de pruebas, por lo que las unidades iniciales están destinadas a controlar los diferentes puestos de montaje y a realizar los ajustes de calidad oportunos.

El comienzo de la producción en pruebas del nuevo modelo coincide con la presentación, hace hoy un año, de un plan para las instalaciones de Ávila por parte del fabricante japonés de vehículos y que supone una inversión de cien millones de euros, ya que es la única planta en Europa de Nissan especializada en vehículos industriales.

El nuevo camión, que tendrá una vida comercial de diez años, complementará la producción de la planta abulense, donde ya se fabrican los modelos Cabstar y Atleón, aunque el F91G podría sustituir a este último.

Con los tres modelos, la previsión es que la fábrica de Ávila alcance las 25.000 unidades en 2014, momento en el que podrían realizarse nuevas contrataciones para aumentar la plantilla actual, de 503 personas.

No obstante la producción para este año supondrá finalizar en torno a las 10.000 ó 10.500 unidades, con los modelos actuales y a falta de aplicar días de flexibilidad acordados en el mes de marzo para evitar un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter temporal. Está previsto que la planta pare cinco días este mes de mayo y otros cuatro en junio.

También la fábrica de Ávila está pendiente de que se confirme el traslado, desde Los Corrales de Buelna (Cantabria), de la línea de montaje de ejes, que supondría diez puestos de trabajo que absorberían los trabajadores de las instalaciones abulenses o con el retorno de algunos de los treinta empleados desplazados en Barcelona.