Tras la información publicada por el diario japonés Yomiuri, que recogía el plan de Nissan para reducir su presencia en Europa y centrarse en China, Estados Unidos y Japón, el fabricante ha querido desmentir los rumores sobre el posible cierre de su planta de Ávila.

Como ha recordado el grupo en unas declaraciones recogidas por Expansión, el plan pasa por continuar con su transformación en un centro de producción para la actividad de posventa en Europa, en el que se fabrican piezas de recambio para clientes tanto de Nissan como de Renault.

De hecho, se invertirán más de 40 millones en este proyecto, consistente en el desarrollo de la planta de recambios más el almacén, con la intención de garantizar una producción estable y mantener el empleo de la fábrica.

En este sentido, desde el fabricante han querido aclarar las posibles dudas surgidas respecto a la finalización de la producción de camiones, que puede haberse confundido con un cierre total.

Por otro lado, en la información publicada, también se indica que el grupo pretende derivar el negocio comercial en los países menos relevantes a la red de Renault, quedándose con los de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España, y algún país del norte del continente.