Planta Barcelona Nissan

Nissan Motor Ibérica se ha marcado como objetivo reducir los costes de producción en un 15% en el periodo 2013-2015. Esta reducción, después de haber logrado en los últimos años una rebaja de cerca del 36 % en costes laborales,  deberá descansar principalmente en los gastos logísticos y de proveedores.

En la XXVIII edición del Encuentro de la Industria de la Automoción que organiza la escuela de negocios IESE en Barcelona, Frank Torres, consejero director general de Nissan Motor Ibérica, ha explicado que la marca nipona trata de reducir sus costes de fabricación en España en un 5 % anual en 2013, 2014 y 2015.

«Rebajar ahora los costes en un 5 % cada año será muy complicado y no podremos conseguirlo si no nos centramos sobre todo en los procesos productivos en fábrica. El gran paso ahora ya no es profundizar en la flexibilidad laboral, sino en trabajar con los costes de los proveedores y los logísticos», ha comentado.

Además de reducir los costes de logística y proovedores, Nisasan tiene otros objetivos, como el de introducir los nuevos modelos en el mercado español.  Empezará a producir, por ejemplo, la nueva furgoneta eléctrica, eNV2000 en Barcelona, factoría en la que se prevé producir unos 200.000 vehículos en el año 2015, mientras que cerrará 2013 con una cifra de unas 130.000 unidades.

Nissan cuenta con tres centros de producción en España. Además de Barcelona, hay que sumar los de Ávila y Cantabria, en los que se producen vehículos todoterrenos, furgonetas y camiones, y donde trabajan 4.700 personas.  

Los fabricantes apuestan por mejorar su competitividad

La segunda jornada de IESE también ha servido para que los fabricantes de vehículos en España dejaran clara su postura de invertir en innovación y talento para seguir siendo competitivos. 

Así, el presidente de la asociación de fabricantes de vehículos (ANFAC), Rafael Prieto, que también aboga por la reducción de los costes logísticos y los energéticos, ha alertado sobre la necesidad de mejorar la calidad de los procesos de producción invirtiendo en formación y en innovación.

El propio Torres ha indicado que los nuevos niveles de competitividad deben asegurarse invirtiendo en Investigación y Desarrollo, innovación y talento.

Asimismo, ha destacado el peligro de «relajarse» tras la última oleada de adjudicaciones conseguidas por las plantas españolas al tiempo que ha hecho un llamamiento a trabajar para garantizar la competitividad más allá de los próximos cuatro o cinco años.

«En la próxima oleada de adjudicaciones tendremos que competir con los chinos, los mexicanos y los tailandeses, a los que ahora aún ganamos, pero que estarán en un posición mucho mejor para competir que la nuestra dentro de unos años», ha advertido Torres.

Recuperación del mercado

Otro de los temas que ha acaparado la atención, ha sido la incipiente recuperación del mercado automovilístico en España. El presidente de Anfac se ha mostrado convencido de ello, aunque alerta de que «la dura realidad» que vive España es la de ventas aún «deprimentes» e «insuficientes» para hacer viable el sector.

Los 17 fábricas de vehículos instaladas en España cerrarán 2013 con un volumen de producción de 2,2 millones de unidades y se espera que en 2014 se llegue a los 2,4 millones, mientras que las ventas en el mercado doméstico crecen también en paralelo.

Sobre las declaraciones de la primera jornada de José Manuel Machado, presidente de Ford, en las que aseguraba que en 2017 España alcanzaría los 1,5 millones de unidades, Prieto ha dicho que es “una realidad por la que luchar”.

«No es tan importante fijar cuándo se alcanzará esta cifra sino el hecho de que sí se puede convertir en una realidad por la que luchar. Los 1,5 millones es un volumen representativo de un mercado afianzado y que nos devolverá a la lista de los Top 10″, ha dicho.

Prieto ha expresado su confianza en que España pueda vender en 2020 un millón de los 20 millones más de coches que se estima se venderán en el mundo en ese momento. Además, se ha referido a una «demanda retenida» de 2,2 millones de vehículos, que podría despertarse en los próximos años.

Por su parte, Jaume Roura, el presidente de la federación que aglutina a los concesionarios, Faconauto, ha expresado su deseo de que se materialice la recuperación del sector, y ha asegurado que los concesionarios se están «reinventando».