El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia ha aprobado por unanimidad, en su sesión ordinaria del martes 12 de noviembre, la modificación de la concesión de la terminal pública de contenedores. Situada en la ampliación sur del puerto de Valencia, es titularidad de Noatum Ports Valenciana, que el pasado año movió el 51,32% de los contenedores de la AP Valencia.

La propuesta permitirá a la empresa concesionaria a asumir servicios adicionales en sus instalaciones, como la reparación de contenedores o zonas de atención a los transportistas o de llenado y vacío de contenedores.

Con ello, se aprobará y autorizará el inicio de las obras comprendidas en el “Proyecto constructivo de ampliación y mejora de la Terminal Pública de Contenedores del Puerto de Valencia – Terminal Muelle de Costa y Carril de 100’ grúas STS en el Muelle del Este”.

De esta forma se asegura la puesta al día de la mayor terminal del puerto de ValenciaLas obras no deben iniciarse más tarde del 31 de mayo de 2014, con un plazo de 20 meses para su finalización. 

Además, debe acordarse la extinción parcial por mutuo acuerdo de la concesión titularidad de Noatum Ports Valenciana, en una superficie aproximada de 50.000 m2, situados en el límite Sureste de la TPC, así como la zona adyacente hacia el Norte.

La obra de reposición es consecuencia de la ejecución de las obras de prolongación de la longitud del trazado de ferrocarril para permitir la formación y operación de convoyes de hasta 750 metros que dan servicio a la terminal.

Entre los aspectos modificados de la concesión, se da una nueva redacción a la obligación del concesionario sobre los equipos que debe disponer para el servicio con base a parámetros de evolución del tráfico, productividad y evolución tecnológica.

El compromiso inversor de Noatum comprende tanto obra civil como equipamiento. Así la inversión en equipamiento con la nueva redacción de la cláusula relativa a los equipos se calcula puede superar los 100 millones de euros en función de la evolución del tráfico. Esto puede representar que de las 19 grúas de muelle actuales, se pase a un total de 23,  con su correspondiente maquinaria auxiliar, permitiendo sensibles mejoras en los rendimientos de las operaciones.

Por otra parte, en su informe, el presidente de la APV, Rafael Aznar, ha hecho un llamamiento apelando «a la cordura, responsabilidad e inteligencia en la búsqueda de soluciones en las negociaciones entre empresarios y trabajadores que garanticen la competitividad del puerto e instado a mantener el dialogo«.