La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha decidido prorrogar la concesión a Noatum Ports Valenciana 10 años, periodo tras el cual Arcelor Mittal Sagunto recuperará sus derechos concesionales “intactos”.

En esta decisión ha primado el hecho de que la continuidad de Noatum “produce un mayor aprovechamiento del suelo portuario”, según ha explicado el presidente de la APV, Rafael Aznar, tras la celebración de un Consejo de Administración Extraordinario. 

Además de los tráficos de Arcelor Mittal, según ha apuntado Rafael Aznar, Noatum Terminal Polivalente Sagunto “puede trabajar también otros clientes y mercancías por ser una terminal abierta al uso general”.

La concesión fue otorgada a la antigua Temarsa, ahora Noatum, en febrero de 1990 y por un plazo de 25 años, una vez se produjo la suspensión de la concesión inicial otorgada por el Puerto de Valencia en 1989 a favor de Sidmed, actual Arcelor.

Maximizar los espacios portuarios

La actual situación permite “maximizar la explotación de los espacios portuarios sin merma del servicio de Arcelor”, ha asegurado Rafael Aznar. Ya que, “se mantiene la actividad de Arcelor en condiciones favorables y Noatum continúa como una de las principales terminales del puerto de Sagunto”.

El acuerdo alcanzado “de larga duración”, ha supuesto “una gran satisfacción ya que Arcelor-Mittal es uno de nuestros principales clientes en el puerto”, según ha expresado Rafael del Moral, director de Noatum.

Otra de las razones esgrimidas por el Consejo de la APV, a la hora de tomar esta decisión, ha sido el conjunto de inversiones de más de un 20% de la inversión inicial comprometida y actualizada de Noatum, que no estaban previstas en su compromiso inicial.

Puesto que, el desembolso, mayoritariamente dedicado a edificios y maquinaria “contribuye a mejorar la eficiencia y la productividad de los servicios que presta”, ha asegurado Rafael Aznar.

Noatum Ports Valenciana solicitó la ampliación de la concesión en la zona de servicio del puerto de Sagunto, titular desde el año 1990para prorrogar ésta por un plazo de diez años, además de la ampliación del objeto concesional.

Con el fin de integrar la manipulación y el almacenamiento de graneles sólidos no pulverulentos –cereales, escoria, coque de petróleo y chatarra-.

Sin embargo, los terrenos, ubicados en el Muelle Sur de la Dársena Uno del puerto de Sagunto, fueron concedidos en concesión el 29 de mayo de 1989 a Sidmed, actual Arcelor, para actividades de recepción de materias primas.

Esta concesión quedó en suspenso hace 25 años debido a la concesión que el puerto de Valencia otorgó a Noatum y cuyo plazo expiraba en marzo.

En este sentido, Arcelor solicitaba la recuperación de la concesión de su titularidad otorgada para actividades de recepción de materias primas por un plazo de 39 años, al tratarse del mismo área.

Finalmente, con la renovación de la concesión de Noatum, Arcelor mantiene “intactos” sus derechos y tras esos 10 años “habrá que volver a analizar la situación”, según ha subrayado el presidente de la APV.