El Consejo de Administración de Schmitz Dong Feng Special Vehicle Company, la joint venture constituida por el fabricante de semirremolques alemán y el fabricante chino de vehículos industriales con sede en Wuhan, China, ha nombrado a Bradley J. Hartsell nuevo director de la compañía, relevando en el cargo a Andreas Schmitz, quien regresa a Alemania.

Su amplio conocimiento del mercado asiático, en el que comenzó a trabajar como gerente de ventas en una empresa comercial japonesa tras licenciarse en Estudios Asiáticos por la Universidad de Michigan, lo convierten en la «persona idónea» para asumir este cargo, en palabras del presidente de la alianza comercial, Huang Guang.

En 1995 se unió a Capro, una división de Teleflex, empresa de tecnología especializada en productos mecánicos y electromecánicos suministrados a los mercados de automoción, construcción y agrícolas. En esta compañía dirigió el grupo de ventas y desarrollo de negocios en una planta de fabricación de reciente creación en Tennessee, Estados Unidos.

A pesar de trabajar a tiempo completo, consiguió completar un Máster en Administración de Empresas (MBA) por la Universidad de la Unión.

Tras su rendimiento en Estados Unidos, volvió a trasladarse a Shanghai, China, y fue clave en el establecimiento y crecimiento de otra joint venture de la misma compañía, Shanghai Lonestar, en la que fue responsable del desarrollo de negocios y los intereses de Teleflex, accionista mayoritario de esa alianza comercial.

En junio de 2013, Bradley J. Hartsell volvió a Estados Unidos y ocupó el puesto de director de ventas para América del Norte en Kongsberg Automotive hasta mayo del presente 2015.