El Consejo de Sepi ha nombrado a Esteban García Vilasánchez como nuevo presidente de Navantia, cargo en el que sustituirá a José Manuel Revuelta Lapique, que había solicitado su relevo al considerar que había cerrado una etapa.

Vilasánchez cuenta con una amplia experiencia en el sector naval. Comenzó su carrera profesional en 1990, en el área off-shore de Navantia, donde en 2004 alcanzó el puesto de director de Reparaciones de Ferrol-Fene.

Cinco años más tarde, en 2009, fue nombrado director del astillero de construcción naval de Ferrol-Fene, donde participó en el programa de fragatas para Noruega, las fragatas F100 y el LHD Juan Carlos I para la Armada Australiana, así como en el programa LHD para la Armada australiana.

En 2012 pasó a ocupar el puesto de director Industrial de la empresa naval pública, y posteriormente fue elegido director de Programas, cargo que ha ostentado hasta ahora.

Desde su nuevo puesto, Vilasánchez tendrá que abordar el nuevo Plan Estratégico de la constructora naval, cuyo objetivo es reforzar su eficiencia y sostenibilidad, potenciando su impacto en las áreas económicas se encuentran sus astilleros.