Antonio Mazo, socio fundador del operador Transportes Mazo, ha fallecido el pasado domingo 7 de octubre de 2018 a los 85 años de edad. Tras trabajar con su padre en la empresa familiar de transportes desde los años 50, Antonio fundó la suya junto a sus tres hermanos en 1972 en el municipio valenciano de Alzira.

Con la experiencia acumulada y gracias a los esfuerzos realizados, fueron dando pasos cada vez más grandes en el ámbito del transporte refrigerado, llegando en 1989 por primera vez a Tenerife y utilizando el Eurotunnel entre Francia e Inglaterra en el año 1993.

Ya en 1999 inauguraron sus actuales instalaciones y solamente un año después, realizaron los primeros viajes a Marruecos, llegando más adelante a poner en marcha otra línea con Argelia. El operador, que a lo largo de su larga trayectoria ha recibido diversos premios, es también conocido por su fuerte apuesta por la intermodalidad y la sostenibilidad.

A los más de 40.000 m² con los que cuenta en Alcira, se unen también las oficinas en Barcelona, Cádiz, Islas Canarias, Baleares, Marruecos y Luxemburgo, así como una flota de más de 1.000 vehículos propios entre tractoras y semirremolques.

Antonio Mazo ha sido enterrado el 8 de octubre en este mismo municipio, cerca de la sede de la empresa que fundó y en la que cosechó numerosos éxitos durante toda su vida.