Jacques R. Saade, presidente fundador de CMA-CGM, ha fallecido el 24 de junio de 2018 a los 81 años. El empresario, que convirtió a la naviera en una de las más importantes del sector del transporte marítimo de contenedores, ha dedicado toda su vida a la compañía, presente ya en más de 160 países.

Saade fundó CMA el 13 de septiembre de 1978 en Marsella, anticipándose al gran desarrollo que viviría el comercio mundial, convencido de que los contenedores jugarían un papel fundamental en el transporte marítimo.

Comenzó con cuatro empleados, un único buque y un solo servicio entre Marsella y Beirut, pero para 1983, envío sus primeras embarcaciones a cruzar el Mediterráneo y el Canal de Suez, y en 1986 lanzó su primera línea entre el norte de Europa y Asia. En 1992, abrió su primera oficina en Shanghái, consciente de que China se convertiría en la mayor fábrica del mundo.

Combinó este fuerte crecimiento interno con una serie de adquisiciones estratégicas que le permitieron reforzar su presencia en mercados clave: CGM en 1996, ANL en 1998 y Delmas en 2005. En el año 2006, se convirtió en la tercera naviera más grande del mundo.

Manteniendo siempre sus fuertes lazos con Marsella, construyó la Torre de CMA-CGM en 2006, que pasaría a ser su nueva sede y un símbolo de la ciudad. Además, contribuyó al refuerzo de la relación entre Francia y El Líbano, de donde procedía.

A lo largo de su extensa trayectoria, recibió numerosos premios y condecoraciones, como las de Comandante de Honor de la Legión Francesa o Comandante de la Orden Nacional del Mérito Marítimo. El 7 de febrero de 2017, cuando cumplía 80 años, quiso ceder el testigo a su hijo Rodolphe Saadé, que empezó a ejercer como director ejecutivo de la naviera y posteriormente, como presidente.