José Luis Almazán ha sido elegido como vicepresidente de la recién creada Asociación PIPE. Actualmente, trabaja para el fondo australiano QIC para la inversión en infraestructuras y pertenece al Consejo de Administración de Grup Marítim TCB, operador mundial de terminales.

Precisamente, este operador de terminales portuarias es uno de los miembros de la Asociación PIPE, junto a Bergé, Ership, Noatum y Algeposa. El objetivo de esta organización de reciente constitución, es el de unificar mensajes ante el Gobierno y servir de plataforma para desarrollar el sector portuario, que actualmente se encuentra dentro de un proceso de cambios en busca de una mayor competitividad.

Hasta el 2012, Almazán fue el director general de la Autoridad Portuaria de Melilla durante nueve años y ha desarrollado toda su carrera profesional como consultor e investigador en el ámbito portuario.

Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid, José Luis Almazán es profesor asociado en el IE Business School, donde imparte varios cursos especializados en el sector portuario. Su formación en dirección de empresas pasa por Harvard Business School, IESE y el Instituto de Empresa (IE).