El hasta ahora vicepresidente primero de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Juan Pablo Lázaro, ha sido nombrado nuevo presidente de la patronal este jueves 18 de diciembre.

El nuevo presidente sustituye en el cargo a Arturo Fernández, que ya avanzó que dejaría en esta fecha la organización tras siete años al frente de la misma, después de la polémica surgida hace tres meses por el uso de las tarjetas B de Caja Madrid, produciéndose la salida un día después de las elecciones de la CEOE, en las Juan Rosell ha sido reelegido presidente. 

La Junta Directiva del CEIM ha elegido este jueves a Lázaro con 115 votos a favor, seis en contra y cuatro votos en blanco de los 125 sufragios emitidos para decidir sobre el relevo de Fernández.

El hasta ahora presidente ha asegurado que «en absoluto deja una patata caliente» a su sucesor, puesto que la organización empresarial funciona a pleno rendimiento, tras indicar que Lázaro es la persona idónea para ponerse al frente de la misma. 

Reformar los estatutos

El nuevo presidente de CEIM ha mostrado su intención de reformar los estatutos, modernizar la comunicación con los socios, incrementar el apoyo a las pymes, impulsar el turismo, el comercio y la industria, ampliar la presencia de jóvenes y mujeres en el mundo empresarial, potenciar los valores de buen gobierno, así como la imagen del empresario y su labor social.

Tras una trayectoria profesional dedicada al sector de la logística y el transporte, Lázaro es un «ferviente defensor» del asociacionismo empresarial.

Actualmente es presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte UNO, y también lo ha sido anteriormente de la Asociación de Jóvenes Empresarios y de la Asociación de Empresarios Iberoamericanos. 

En CEOE, Juan Pablo Lázaro preside la comisión de Responsabilidad Social y es vicepresidente de la Comisión de Economía y Política Financiera. Además, es vicepresidente de Cepyme.