Luis Gallego, actual consejero delegado de Iberia, ejercerá como presidente y primer ejecutivo de la aerolínea española, en sustitución de Antonio Vazquez, quien cesará como presidente no ejecutivo de la aerolínea a principios de 2014.

Vázquez asumió la presidencia de Iberia en julio de 2009, tras la renuncia de Fernando Conte. El que fuera presidente de Altadis, entre 2005 y 2008, conocía bien el sector aéreo, ya que fue consejero de Iberia en representación de Logista entre los años 2005 y 2007.

Por otra parte, Martin Broughton también cesará como presidente no ejecutivo de British Airways (BA), quién será sustituido al frente de la aerolínea por Keith Williams, quien hasta ahora era consejero del grupo.

En sus nuevos cargos como presidentes ejecutivos de Iberia y de British Airways, Gallego y Williams, continuarán reportando al consejero delegado de IAG, Willie Walsh.

Del mismo modo, tanto Vázquez como Broughton, seguirán concentrándose en sus funciones como presidente y vicepresidente/consejero senior de IAG, respectivamente.

Tras estos cambios, el consejo de administración de IAG pasará de 14 a 12 miembros, de los cuales dos serán consejeros ejecutivos, el consejero delegado del ‘holding’, Willie Walsh, y el director financiero del grupo, Enrique Dupuy, quién se incorporó al mismo el pasado mes de septiembre.