Como consecuencia de la convocatoria de elecciones anticipadas en la Comunidad Autónoma de Andalucía para el próximo 22 de marzo, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha firmado los decretos del nombramiento del vicepresidente de la Junta y de los nombramientos por suplencia de los tres consejeros del Gobierno andaluz.

Estos asumen las competencias de las consejerías de Administración Local y Relaciones Institucionales, Fomento y Vivienda, y Turismo y Comercio, tras haber cesado este lunes en sus cargos los titulares hasta ahora de estos departamentos. pertenecientes a la formación de Izquierda Unida, socio hasta ahora del partido socialista, en el gobierno regional.

María Jesús Serrano Jiménez, natural de Baena, es licenciada en Derecho por la Universidad de Córdoba y máster en Creación y Formación de Empresas por la Escuela Internacional de Negocio y máster en Prevención y Tratamiento de las Conductas Adictivas en el Ámbito Legal por la Universidad de Valencia.

Desde 2011 hasta su nombramiento como consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ocupaba la alcaldía del Ayuntamiento de su localidad natal, así como la vicepresidencia de la Mancomunidad de Municipios del Guadajoz y Campiña Este de Córdoba, organismo de la que es técnico de Administración en excedencia.

El Gobierno andaluz mantiene así su organigrama de 11 consejerías, si bien la titularidad de tres de ellas pasa a ser de los consejeros nombrados este pasado lunes para asumir sus competencias.

Estos nombramientos se realizan de acuerdo con la Ley 6/2006 del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, que en su artículo 23 dispone que «En los casos de vacante, ausencia o enfermedad de las personas titulares de las vicepresidencias y de las consejerías, el presidente o presidenta de la Junta de Andalucía encargará el despacho ordinario de los asuntos que les competan a otras personas miembros del Consejo de Gobierno«.