El director general adjunto de Stena Line, Niclas Martensson, ha sido nombrado nuevo director ejecutivo de la naviera. Sustituye a Carl-Johan Hagman, que mantendrá su posición como presidente de la Junta Directiva y director de Navegación.

Con más de 10 años de experiencia, ha ocupado diferentes puestos directivos en la compañía, como director de ruta en Alemania y Polonia o director de Operaciones. Su nombramiento, por tanto, representa la evolución natural de un proceso de desarrollo.

La naviera confía en que será capaz de centrarse totalmente en el cumplimiento de su estrategia empresarial, siempre orientada al cliente, trabajando por la sostenibilidad y la digitalización del grupo.

Asimismo, dedicará sus esfuerzos a la expansión de la red europea, con el fin de dar respuesta a la creciente demanda de un modo sostenible.