El subdirector general de Estrategia y Comercial del puerto de Barcelona, Santiago Garcia-Milá, ha sido reelegido por unanimidad presidente de la European Sea Ports Organization (ESPO), la entidad que integra los puertos comerciales de Europa, para un segundo mandato consecutivo de dos años.

La reelección se ha producido durante la Asamblea General de la organización celebrada este pasado martes 4 de noviembre, en Bruselas, donde también han sido nombrados vicepresidentes de la entidad Eamon O’Reilly (Irlanda ), y Annaleena Makila (Finlandia).

Retos de la nueva presidencia 

Los dos períodos de presidencia de Santiago Garcia-Milá coinciden con el proceso de revisión de la política europea de puertos, que ha servido para definir nuevos objetivos y regulaciones para el sector portuario.

Este proceso de revisión, se inició con la publicación de la propuesta de una nueva Ley de Puertos, en mayo de 2013, por parte de la Comisión.

En este sentido, ha sido aprobado recientemente por el Consejo Europeo un primer acuerdo donde queda de manifiesto que todavía hay un largo camino por recorrer para asegurar la autonomía de los puertos y la igualdad de condiciones entre todos los puertos europeos para asegurar la competitividad de la economía de Europa.

En los próximos meses el Parlamento Europeo reiniciará las discusiones para llegar a un acuerdo definitivo.

Uno de los principales retos de este segundo mandato de Garcia Milá es conseguir unos instrumentos de gestión comunes y equivalentes para todo el sistema portuario europeo a través de la flexibilidad y autonomía de gestión de los puertos.

También, se buscará fortalecer la colaboración entre los actores involucrados en la nueva Red Transeuropea de Transportes.

La ESPO, fundada en 1993, representa los puertos marítimos de la Unión Europea (UE), defiende los intereses comunes de sus miembros y ejerce como interlocutor de los enclaves ante la Comisión Europea.