Paso fronterizo de la Junquera

Los cuerpos policiales han logrado mantener la libre circulación en La Junquera esta semana.

Pese a las amenazas de los inefables CDR, que incluso también traspasaron la frontera para calar entre los ‘chalecos amarillos’, el paso de La Junquera ha amanecido estos días con normalidad.

Esta situación de tráfico fluido se ha debido tanto al pinchazo en la convocatoria separatista, como a la operación de blindaje que han llevado a cabo los cuerpos y fuerzas de seguridad, que ha evitado con éxito que se bloqueara la vía.

Finalmente los grupos convocantes se han desmarcado de la convocatoria, que podría haber sido un señuelo, y algunos grupúsculos que han intentado pasar desapercibidos por los aparcamientos de camiones de La Junquera próximos a los peajes han sido identificados por los agentes de la autoridad, lo que ha servido para sembrar el desconcierto entre todos ellos, al ver que la asistencia para esta acción de sabotaje era prácticamente nula.

Así pues, a pesar de que muchas empresas de transporte han intentado evitar circular por la zona ante un riesgo potencial, el paso fronterizo ha contado con una circulación fluida, que no se ha visto obstaculizada en ningún momento.

Pocos días antes, diversos grupos de conductores, tanto profesionales como de vehículos privados, se han enfrentado a grupos separatistas que han intentado cortar diferentes vías de comunicación de la región, fruto del hartazgo y la permanente situación de alteración que se vive en Cataluña.