La prolongación del estado de alarma y los cierres de establecimientos que conlleva ha obligado al Gobierno a adoptar una nueva ampliación escalonada de la prórroga automática existente para poder pasar la ITV a aquellos vehículos que les haya cumplido el plazo de revisión en esta situación excepcional.

El Ministerio de Sanidad, con esta ampliación a la orden emitida el pasado 6 de abril, pretende dar una respuesta a la moratoria de la vigencia de las ITV caducadas de los vehículos, motivo por el cual ha aprobado la Orden SND/413/2020, publicada en el BOE de este sábado 16 de Mayo

De esta manera, las autoridades quieren coordinar la realización del elevado número de inspecciones técnicas periódicas de vehículos que han quedado pendientes tras la declaración del estado de alarma con la ejecución de las inspecciones técnicas de vehículos cuya validez expira en los próximos meses.

En consecuencia, el plazo de validez de los certificados de inspección técnica periódica de los vehículos cuya fecha de próxima inspección se encontrara comprendida dentro el periodo de vigencia del estado de alarma se amplía en quince días naturales por cada semana transcurrida desde el inicio del estado de alarma hasta que se hubiera producido el vencimiento del certificado, hasta un total, por tanto, de 45 días naturales.

Así mismo, una vez realizadas las inspecciones técnicas periódicas de los vehículos cuyos certificados hayan sido objeto de prórroga automática, para la cumplimentación de la fecha hasta la que es válida la inspección en las tarjetas ITV se tomará como referencia la fecha de validez que conste en la tarjeta ITV y no computará, en ningún caso, la prórroga de los certificados concedida como consecuencia de la declaración del estado de alarma y de sus sucesivas prórrogas.

Precipitada, irracional y contraria a la UE

Ante esta nueva prórroga, desde Fenadismer se califica de precipitada, irracional y contraria a la regulación europea la prórroga máxima aprobada por Sanidad para pasar la ITV.

Para la federación la prórroga es de difícil comprensión y condicionada al imprevisible fin del estado de alarma, teniendo en cuenta que en la actualidad aproximadamente 4 millones de vehículos están pendientes de pasar la revisión. Además, en un 30% del territorio las estaciones de ITV aún permanecen cerradas y en donde han sido reabiertas sólo es posible acudir con cita previa.

Asimismo la regulación establecida va en contra del Reglamento que tramita por vía de urgencia la Unión Europea, que establece una prórroga de la vigencia de las ITVs caducadas de hasta 6 meses adicionales a su fecha de vencimiento. Y una vez más no se tiene en cuenta el carácter esencial del transporte por carretera, obligando además en muchos casos a los vehículos de transporte a volver a pasar la ITV prácticamente al mes siguiente de la revisión que tengan que realizar ahora.