La nueva apiladora eléctrica con barra timón de la serie EJC es una carretilla con acompañante a pie, que puede elevar cargas de hasta 1.200 kg, alcanzar alturas de 4,70 m y que resulta especialmente rentable para emplearla en trayectos cortos.

La rentabilidad de la línea EJC se debe a “la perfecta coordinación” de los motores trifásicos en el control del sistema desarrollado por Jungheinrich.

Otro aspecto económico de las nuevas apiladoras con barra timón son los bajos costes de mantenimiento. Así por ejemplo ya no es necesario elevar completamente la carretilla para un posible cambio de rueda y la rueda de apoyo, cuando sea necesario, se puede extraer desde arriba de forma fácil y segura. Las aberturas de mantenimiento situadas en el faldón frontal de la apiladora de barra timón además permiten realizar, en caso necesario, un cambio de bandaje rápido y económico.

La rentabilidad de las nuevas apiladoras eléctricas

Una gran cantidad de opciones completan el aspecto de la rentabilidad de la serie EJC 110/112/212. Por ejemplo, se ofrece un nuevo cargador integrado, que se puede elegir con la función de carga rápida, para tiempos cortos de carga en un turno. El cargador integrado también se puede emplear para grandes baterías, con una capacidad de hasta 375 amperios/hora y se encuentra encapsulado y protegido contra polvo y humedad. Todas estas características hacen de este modelo 212 de EJC que se pueda emplear incluso en almacenes frigoríficos.

En el modelo 112/212 de EJC se ofrece una reducción automática de la velocidad de descenso, para permitir que la carga se deposite de forma suave y protegiendo el material.

Además las nuevas carretillas se pueden emplear en almacenes con condiciones de espacio limitadas. Incluso en lugares especialmente estrechos, la carretilla, con la barra timón elevada y el pulsador de marcha lenta presionado, resulta segura y eficiente a la hora de maniobrar.

En la nueva construcción de este tipo de carretillas, además se han optimizado una serie de características ergonómicas, como por ejemplo los espacios de almacenamiento para llevar bolígrafos y cúteres, así como también una guantera para documentos, que ofrece la posibilidad de tener a mano la documentación necesaria.

Jungheinrich en cifras

A lo largo del primer trimestre de 2012, el mercado internacional de carretillas se ha mantenido estable con un ligero descenso del 2% en lo que a demanda de carretillas se refiere. Las térmicas contrapesadas han experimentado una caída del 5%.

El valor determinante del número de pedidos, que abarca todas las áreas de negocio, creció hasta finales de abril de 2012 alrededor de un 7%, alcanzando los 754 millones de euros, mientras que los ingresos por facturación en el mismo periodo se incrementaron en un 11%, alcanzando los 698 millones de euros.

La cartera de pedidos del nuevo negocio se situaba, a finales de abril, en 377 millones de euros, lo que supone un 6%, por encima del valor del año anterior, que ascendía a 357 millones de euros. Con respecto al saldo de 329 millones de euros que había a finales de 2011, esto ha supuesto un aumento de un 15%. El volumen de producción relacionado con el número de unidades aumentó en el primer trimestre de 2012 un 5%, hasta los 25,6 mil vehículos.

La empresa espera finalizar el año con un ligero aumento del volumen de mercado mundial de aproximadamente un millón de carretillas.