La Ertzaintza reforzará la campaña de vigilancia y control de camiones y autobuses, del 15 al 21 de noviembre, que se centrará en las condiciones técnicas de los vehículos, para prevenir accidentes en la red viaria vasca.

El objetivo de esta nueva campaña es comprobar que se cumplen las exigencias reglamentariamente establecidas para circular por carreteras de uso público.

En concreto, la policía autonómica vasca concentrará su vigilancia principalmente en la inspección técnica de vehículos, los dispositivos de alumbrado y el estado de los neumáticos, bajo la premisa de que el correcto mantenimiento de un vehículo contribuye de manera decisiva a asegurar unas condiciones de seguridad a lo largo de su vida útil.

De igual manera, también se comprobarán si se exceden los tiempos de conducción permitidos y si se realizan los descansos estipulados, si funciona el tacógrafo o si ha sido manipulado para falsear los registros y eludir los controles policiales.

Además, en el transporte de mercancías también será objeto de control el peso y la estiba de la carga.

La campaña de esta semana forma parte de un calendario de 46 campañas de vigilancia y control del Tráfico y transporte que se vienen realizando a lo largo de todo el año.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px