Linde Material Handling ha ampliado su gama de carretillas contrapesadas con la nueva carretilla contrapesada eléctrica de conductor incorporado Linde E10.

El equipo es apto para múltiples aplicaciones y se mueve con agilidad en la manipulación de cargas en interiores y pasillos estrechos, con una capacidad de carga de una tonelada y un radio de giro de 1.317 milímetros.

Este modelo está diseñado para desplazamientos de corta distancia, por lo que sustituye el tradicional asiento, presente en el resto de los modelos de contrapesadas, por un respaldo acolchado que permite al operario tomar una postura cómoda, manteniendo además una estabilidad óptima contra vuelcos.

El equipamiento de serie de la E10 incluye un sistema de reducción automática de la velocidad en curvas y en función de la altura de elevación, así como un interruptor de hombre muerto integrado en la alfombrilla del suelo.

Por otra parte, la disposición de la cabina del conductor es funcional y los elementos de mando se han dispuesto de forma ergonómica, con un puesto de conducción desacoplado que absorbe las vibraciones para la comodidad del operario.

De forma opcional, la carretilla contrapesada E10 incluye, entre otros, un tejadillo de cristal blindado panorámico que proporciona una visibilidad ascendente sin restricciones además de protección contra la caída de objetos, así como sistemas de seguridad para advertir de posibles peligros mediante señales proyectadas en el suelo.