Los almacenes frigoríficos son uno de los entornos logísticos más exigentes debido a la condensación y a la necesidad de confort del conductor, que se enfrenta a condiciones extremas. Por este motivo, Hyster ha desarrollado una nueva carretilla retráctil para almacenamiento en frío capaz de mantener la confortabilidad para el operario, al mismo tiempo que protege los componentes ante la condensación.

La serie R1.4-2.5 contará con una nueva cabina totalmente aislada que permitirá al operario trabajar a temperaturas de hasta -30º C manteniendo una temperatura interior de 15º C. Para ello, se ha instalado un calefactor de 2 kW en la puerta de la cabina, junto con tres pequeños calefactores de rejilla en el lado del mástil.

La carretilla, distribuida en España por Alfaland, se puede utilizar con temperaturas incluso más bajas pero con una duración más limitada. Además, con el fin de evitar la formación de escarcha en el parabrisas, dos de las cuatro opciones de parabrisas delantero llevan calefacción, tanto en la versión de vidrio como en la de policarbonato.

También dispone de una protección contra la humedad, con cables resistentes al frío, que evita la acumulación de condensación al entrar en zonas de diferente temperatura y maximizar la duración de los componentes.

Máxima visibilidad

Para conseguir una visibilidad máxima, la puerta tiene una ventana de amplia visión. También se ha dispuesto un tejadillo de policarbonato de 9,5 mm a prueba de impactos, que ofrece una buena visibilidad a la hora de depositar mercancías en altura.

Por otro lado, se ha instalado un sistema de intercomunicación para que los trabajadores puedan comunicarse entre ellos sin necesidad de abrir la puerta, que en este caso, también es fácil de abrir y cerrar, incluso para conductores que lleven puestos guantes y trajes voluminosos para el trabajo en congeladores.

Actualmente, están disponibles siete modelos de carretillas retráctiles para almacenes frigoríficos, con capacidades de carga de entre 1,4 y 2,5 tn, que pueden alcanzar velocidades de desplazamiento de hasta 14 km/hora y con una velocidad de elevación que llega a 0,8 metros por segundo.

Asimismo, el fabricante ha mejorado su oferta en esta gama para que las carretillas de menor capacidad puedan acceder a mayores alturas. De hecho, el modelo de 2,5 tn puede manejar un palet de una tonelada a una altura de 12,75 metros.