Mercedes-Benz está realizando una fuerte apuesta por el segmento de los vehículos industriales usados, que se ha materializado en una nueva autentificación que garantiza que no tienen más de cinco años de antigüedad y han recorrido un máximo de 500.000 kilómetros.

La marca de calidad Mercedes-Benz Certified también certifica que las unidades ofertadas no requerirán trabajos de mantenimiento durante un mínimo de tres meses o al menos 20.000 kilómetros en el caso de los vehículos de hasta 12 toneladas de MMA, o 30.000 kilómetros en los de más de 12 toneladas.

Además, los neumáticos de estos vehículos deben tener una profundidad de dibujo de al menos seis milímetros. Otro elemento clave de este compromiso es la garantía de 12 meses para la transmisión, válida en toda Europa sin ningún tipo de límite en cuanto al kilometraje y sin franquicia. De hecho, en algunos modelos seleccionados la garantía será de 24 meses.

Los clientes tienen 14 días para arrepentirse de su decisión si no están satisfechos con el vehículo, en los que se les permitiría realizar un cambio por otro distinto, si bien tendrían que hacerse cargo de algunos gastos, por ejemplo los derivados de los kilómetros de más recorridos en los días en los que lo hayan utilizado.

En Alemania, el operador InterTranspo es el primer cliente que ha elegido un vehículo usado a través de esta nueva marca de calidad, que le ha sido entregado en TruckStore, responsable del negocio de camiones usados de Daimler. La certificación, que reemplaza las categorías anteriores de TruckStore de oro, plata y bronce, ya está disponible en toda la red europea.