Nueva fábrica de Jungheinrich en Degernpoint, Alemania

En este pasado mes de noviembre se ha inaugurado la nueva fábrica de Jungheinrich para carretillas y sistemas logísticos, en la región industrial de Degernpoint, muy próxima a la fábrica que la compañía tiene en Moosburg, en el sur de Alemania.

La producción en estas nuevas instalaciones, equipadas con la última tecnología, dio comienzo en septiembre. La nueva fábrica se hizo imprescindible después de alcanzar el límite de capacidad de la planta central de Moosburg, y no poder afrontar futuras ampliaciones. La construcción ha durado aproximadamente 16 meses.

Jungheinrich ha invertido un total de 40 millones de euros en estas nuevas instalaciones. El área de producción ocupa 23.000 m², y tiene capacidad para producir más de 3.000 carretillas y sistemas logísticos al año.

En Jungheinrich se muestran satisfechos con esta nueva fábrica en Degernpoint, ya que les permite «seguir trabajando en la línea de un crecimiento sostenido, en expandir nuestra cuota de mercado y en fomentar el empleo en la región». Actualmente, cerca de 300 profesionales trabajan en las instalaciones de Degernpoint.

La compañía prevé un incremento de la demanda en el segmento de las carretillas recogepedidos y trilaterales: “Hemos estimado un crecimiento anual del mercado del 15%, sobre todo en los mercados emergentes de Asia, Europa del Este, Oriente Próximo y Suramérica,”. Precisamente, desde el nuevo centro de producción, las carretillas fabricadas van dirigidas a clientes de todo el mundo.

Las carretillas contrapesadas de Jungheinrich siguen fabricándose en la planta principal de Moosburg, para la que está prevista la puesta en marcha de procesos de producción optimizados, así como un incremento de la capacidad de fabricación tanto para las carretillas contrapesadas eléctricas como para las térmicas.