El Grupo Mox, que desde comienzos de 2020 ha visto aumentar en su facturación el peso de la distribución de última milla, ha creado la filial Vamox para posicionarse a nivel internacional con soluciones enfocadas en este tipo de repartos.

Continúa así dando pasos en la consolidación de su línea estratégica de distribución y logística e-commerce, gracias a su red de centros repartidos por España, que encabeza el hub central de San Fernando de Henares, con más de 5.000 m².

Estas instalaciones, que contarán con un sistema de clasificación de última generación, ejercen como plataforma de ‘cross-docking‘ para todas las naves con las que cuenta por la geografía nacional.

Actualmente se encuentran activas seis ciudades más en España, aunque para el segundo semestre de 2021 se alcanzarán las 18 ciudades españolas y cinco zonas metropolitanas europeas.

Con esta filial, su objetivo es conseguir un nuevo estándar en la experiencia de entrega y proporcionar nuevos servicios que el mercado y los consumidores están demandando, combinando la tecnología, la ecología y la optimización de recursos.

La start-up aspira a repartir más de 40.000 perdidos en los próximos meses de la mano de grandes retailers a nivel mundial.

Además, en su primer año de vida, espera generar de forma directa e indirecta más de 500 empleos correspondientes a distintos perfiles, desde repartidores hasta mozos de almacén, carretilleros y personal de oficina.