Ford ya tiene en el mercado europeo su nueva furgoneta Transit de dos toneladas, con un desarrollo centrado en la conectividad y la eficiencia en el consumo de combustible.

Por un lado, las versiones mejoradas de los sofisticados motores diésel de la furgoneta ayudan permiten un 7% de mejora en la eficiencia del combustible, así como un ahorro de combustible de un 8% con sus nuevos motores híbridos.

En paralelo, el nuevo sistema de inyección de combustible del modelo aumenta la presión máxima a 2.200 bar para una combustión más eficiente.

La nueva Transit amplía la gama existente de potencias de 105, 130 y 170 CV, así como una nueva variante de 185 CV con 415 Nm de par, que cuentan con un diseño de turbocompresor mejorado que ayuda a proporcionar una mayor dispersión del par en una gama de velocidades más amplia que antes.

Desde la próxima primavera, también estarán disponibles modelos de tracción trasera con transmisión automática de diez velocidades con control de cambio adaptativo.

ford_2019_tourneo_custom_phev_007

La funciones de conectividad de la nueva Transit permiten optimizar los costes operativos de los vehículos.

Aumento de la carga útil

Por otra parte, en la nueva Transit se ha conseguido un aumento de la carga útil de hasta 80 kilos, con cargas útiles netas que alcanzan hasta 1.418 kg en los modelos de 3.5 toneladas, mientras que sus aplicaciones de conectividad permiten maximizar la eficiencia y el uso del vehículo, con el añadido de una amplia variedad elementos de asistencia al conductor, para mejorar la utilización de los vehículos y optimizar los costes operativos.

Adicionalmente, la marca americana  también ha mejorado la furgoneta Transit Custom de una tonelada para optimizar la eficiencia del combustible, junto con tecnologías avanzadas de conectividad y asistencia al conductor. Además, esta gama Custom también contará con una versión híbrida en el mercado antes de final de año.