Linde Material Handling ha presentado en Berlín su nueva generación de carretillas contrapesadas térmicas y preparadores de pedidos, centrados en la incorporación de elementos de conectividad de serie para una diversidad de aplicaciones, en combinación con otros procesos de la Indusria 4.0.

De igual modo, los campos de visión a través del mástil de elevación han aumentado un 20% en comparación con el modelo anterior, gracias a que los perfiles de mástil asimétricos y anidados abren ventanas de visión adicionales que facilitan la colocación de la carga con precisión milimétrica, mientras que el contrapeso más plano permite una mejor visibilidad trasera.

Así mismo, el centro de gravedad bajo y la suspensión alta del eje de dirección mejoran la estabilidad en los giros, mientras que el bastidor protector con cilindros de inclinación superiores y protección reforzada garantiza la estabilidad del mástil y la máxima capacidad de carga residual para elevar a alturas más altas.

Por otra parte, en la nueva generación de carretillas elevadoras de Linde el puesto de conducción desacoplado protege al conductor contra las vibraciones en un alto porcentaje.

Además, la cabina ha ganado más de diez centímetros de altura y se ha diseñado un nuevo reposabrazos con nuevas funciones al alcance de la mano del conductor.

Con esta nueva gama, todas las nuevas carretillas contrapesadas en el rango de capacidad de carga de 1,2 a 8 toneladas se basarán a partir de ahora en un concepto modular uniforme, con el fin de facilitar el proceso de transformación hacia conceptos de accionamiento sostenibles.