maquinaria-de-kalmar-para-manipulacion-de-contenedores

El DCG80-100 ha sido diseñado a partir de una investigación realizada entre los clientes del fabricante.

El fabricante de carretillas pesadas Kalmar, integrada en el grupo Cargotec, ha lanzado una nueva gama para la manipulación de contenedores vacíos. A lo largo de los últimos 30 años, el fabricante ha entregado cerca de 10.000 máquinas de este tipo y miles de ellas continúan operativas a día de hoy.

Sin embargo, el 90% de sus clientes, consideraban que debían desarrollar un nuevo modelo, con una mayor durabilidad. Así, el nuevo DCG80-100 ha sido diseñado a partir de una investigación realizada para definir cuáles eran las principales necesidades de los clientes a este respecto.

El estudio ha determinado que los tres factores más importantes para los clientes a la hora de abordar un nuevo desarrollo, debían dar respuesta a la mejora de su rendimiento, una mayor disponibilidad con menores tiempos de parada, y menores costes operativos.

El resultado ha sido el nuevo DCG80-100, que permite a los clientes elegir entre una gran cantidad de opciones para configurar el modelo según sus requerimientos específicos. La gama ofrece máquinas para el apilado de contenedores, que pueden ser individuales o dobles, con capacidad para ocho, nueve o 10 tn.

La transmisión, la altura de elevación, los separadores y los diferentes niveles de prestaciones, pueden adaptarse a las distintas necesidades, así como determinadas características de seguridad, como el avisador acústico de marcha atrás, el sistema de extinción de incendios, el dispositivo de antiarranque por exceder el límite de alcoholemia, la monitorización de la presión de los neumáticos y las luces adicionales, entre otros.

La comodidad del conductor es una prioridad para el fabricante, que ha diseñado una cabina que incluye los últimos avances ergonómicos, visibilidad mejorada y la opción de una posición alta o baja respecto al chasis. Ofrece los niveles de elevación más altos y los más bajos del mercado, con una drástica reducción de los costes de funcionamiento.

También han aumentado los intervalos de mantenimiento, con un acceso más fácil para llevar a cabo el mantenimiento de la máquina, para lo que Kalmar ha incorporado ‘SmartFleet’, una herramienta de monitorización y optimización que facilita el análisis de los datos de actividad, incrementando la eficiencia y productividad.