Fliegl ha ampliado su oferta se servicios con la nueva gama de productos Expulser en aluminio integral. Pensados especialmente para el transporte de grandes volúmenes, consiguen una tara óptima que permite en cada viaje aumentar al máximo el peso de carga.

Gracias a sus más de 15 años de experiencia y los más de 10.000 remolques fabricados con su sistema de empuje patentado, la compañía ha conseguido bajar la tara a pesos equivalentes a los sistemas de piso móvil. 

La principal característica del vehículo es la compactación y la rápida descarga. La compactación es un proceso por el cual se evita que la carga tenga espacios vacios aumentando así el volumen de carga hasta un 80%, en función del producto y su humedad.

La descarga se efectúa en dos etapas, primero el doble piso se desliza hasta el final de la plataforma, descargado así más de la mitad del vehículo. Por último, el frontal hace la descarga del resto de mercancía, consiguiendo que la descarga sea rápida y progresiva.

Con ese sistema, que permite descargar en aproximademente un minuto, se consigue comprimir las cargas ligeras hasta un 80%, además, permite transportar cualquier producto, incluso productos muy pesados o abrasivos

Con Expulser se consiguen taras en semirremolque a partir de 7.350 kg y un ahorro económico por menor consumo de aceite ya que no se usan cilindros telescópicos.