La red de suministro de gas natural para vehículos pesados sigue ganando en densidad, con lo que esta energía alternativa se posiciona como una opción cada vez más consistente para el transporte de mercancías a larga distancia.

En este goteo de las últimas semanas en la apertura de nuevas instalaciones para el repostaje de gas natural para camiones, Repsol ha puesto en marcha una nueva gasinera para el suministro de GNC y GNL en el municipio gerundense de Hostalets, una zona con una alta intensidad de tráfico pesado internacional que sale de España hacia Francia por La Junquera.

Las nuevas instalaciones, inauguradas a finales de noviembre, se encuadran dentro del proyecto europeo Eco-Gate y cuentan con el primer Repsol Truck, unas estaciones de servicio desarrolladas por la petrolera para el transporte de largo recorrido, con servicios para el vehículo y conductor.

De igual modo, este nuevo punto se suma a los ya operativos del anterior proyecto europeo Bestway en el municipio jiennense de Guarromán, en la localidad toledana de Seseña, la población burgalesa de Fontioso y en Mojo Gallardo, provincia de Cádiz.

El GNL y el GNC son dos de las alternativas para la movilidad que la empresa petrolífera pone a disposición de sus clientes en su red de estaciones de servicio de toda la península ibérica.